Blockchain para un café más transparente

¿Cómo puede ayudar la tecnología del blockchain a hacer más justo el comercio de café? La respuesta es transparencia, una que permitirá al cafeticultor hacerse una idea clara del verdadero valor de su trabajo; el tostador sabrá que recibirá granos de calidad y el consumidor tendrá la certeza de que está comprando lo que desea.

Blockchain para un café más transparente

En Honduras se lleva a cabo un proyecto piloto cuyo objeto es trazar una unión a largo plazo entre el café y el blockchain.

Esa historia comenzó en 2019.

En junio de ese año, iDE y a Bext360 recibieron el premio Arrow Innovation in Technology, otorgado por Arrow Electronics y Posner Center.

Obtuvieron esa distinción por un proyecto titulado Ascendiendo en la Cadena de Valor del Café a través de Blockchain.

El programa implementado con cafeticultores del país centroamericano pretende dar respuesta a tres interrogantes:

¿Cuáles son los pasos a seguir y los requerimientos para implementar un proyecto de trazabilidad blockchain en el campo?

¿Qué valor otorgan los compradores y clientes a la transparencia que hace posible el blockchain?

Finalmente, si hay valor en la transparencia alcanzada en toda la cadena de valor, ¿cómo lograr que se ejecute de la mejor manera y que se traduzca en beneficios materiales para los agricultores?

La definición de blockchain escapa todavía a la comprensión de mucha gente.

Hablamos de un libro de contabilidad digital descentralizado, distribuido y, muchas veces, público.

Muchas computadoras registran las transacciones de modo que una transacción no puede ser alterada de forma retroactiva sin alterar las que le siguen en bloques posteriores.

Para comprender mejor lo anterior imaginemos que el café es el personaje de un reality show y que todos los momentos de su vida son grabados desde su nacimiento.

Existe pues, evidencia de cada paso de la cadena de valor desde que se cosechan los granos (esto incluye características como el peso o el contenido de humedad), el método de secado, quién los tostó y cuándo, así como del comprador.

Cada dato es introducido sólo una sola vez y se codifica con otros en un bloque de datos más grande, lo que asegura la continuidad de una cadena armónica con los bloques de datos que le precedieron.

Todos los datos son visibles para todos y pueden ser verificados.

El registro compartido prevalece siempre, no hay cabida para falsificaciones.

Cada que un producto recorre la cadena de valor, cada jugador que participa de ella se beneficia de su papel.

Los productores generan la materia prima y la transforman en algo con valor añadido a través de la mano de obra.

Los agregadores de valor (tostadores, por ejemplo) compran cantidades de grano a un precio bajo y una vez que lo someten al proceso del que se encargan lo venden a un precio más alto.

Los transportistas ganan un porcentaje de la riqueza que se genera al mover el producto.

Los consumidores intercambian su dinero por el producto final.

En teoría, con información perfecta, cada paso de esta cadena sería justo y equitativo.

Esto significa que el valor agregado en cada paso podría ser visto y verificado por todos.

Con el blockchain, y la transparencia que conlleva, el proceso del café ganará transparencia.

Los agricultores se harán una idea clara del auténtico valor de su trabajo.

El tostador sabrá que recibe un grano de calidad.

El consumidor tendrá la certeza de que su producto es realmente lo que desean.

Conoce más en:

https://javatimescaffe.com/blog/el-comercio-justo-del-cafe-organico

https://javatimescaffe.com/blog/tres-opciones-para-hacer-negocio-con-el-cafe

https://javatimescaffe.com/blog/cultura-tecnologia-y-java-times-caffe

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0