Café a la sombra, café ambiental

El café a la sombra presta diversos servicios ambientales al mundo. Las plantaciones cubiertas por árboles frondosos contribuyen a la recarga de mantos acuíferos, protegen contra el escurrimiento superficial y la erosión, conservan mejor las propiedades del terreno, capturan carbono y sirven de refugio a pájaros, insectos, incluso anfibios. El consumo de este café proporciona una doble satisfacción: contribuir a cuidar el medio ambiente y apoyar al prójimo.

Café a la sombra, café ambiental

Hago lo que puedo por ayudar a conservar el medio ambiente. Por eso, siempre que el bolsillo lo permite compro café cultivado a la sombra.

Mi gusto por la bebida oscura me ha llevado a interesarme en aspectos relacionados con su producción.

Así, he descubierto que cultivar cafetos directamente bajo la luz del sol implica destruir una porción, grande o pequeña, de ecosistema, lo que conlleva pérdida de biodiversidad, deterioro de la tierra fértil y contaminación de suelo, aire y agua por el uso de pesticidas y fertilizantes industriales.

El café a la sombra, además de dar lugar a mezclas sabrosas y aromáticas, presta diversos servicios ambientales al mundo.

Las plantaciones cubiertas por árboles frondosos contribuyen a la recarga de los mantos acuíferos (retienen agua y regulan su infiltración), protegen contra el escurrimiento superficial y la erosión, conservan mejor las propiedades del terreno, capturan carbono y sirven de refugio a pájaros, insectos, incluso anfibios.

Al revisar notas sobre los granos de cafeto hechos en México, leí que los cafetales a la sombra sirven de hogar a entre 40 y 196 especies de plantas por hectárea.

También se han encontrado entre 84 y 184 especies de aves por hectárea.

El otro día, en una ida al súper para hacer la despensa, me encontré una mezcla de granos que lucía la certificación Bird Friendly, que se traduce como Amigable con las Aves.

Aquello llamó mi atención, tanto que procuré informarme sobre el tema.

Se trata de mezclas de grano que forman parte del grupo de los cafés diferenciados y especializados.

El certificado ayuda a que pequeños productores no sean tan vulnerables a las crisis de los precios del café.

Apunta a consumidores, como su servidor, que están dispuestos a pagar precios más elevados por un café siempre que el cafeticultor no haya empleado ni fertilizantes ni pesticidas químicos en su finca.

Consiste pues, en apelar al compromiso del consumidor con la salud, tanto propia como de los ecosistemas que dan lugar a mi bebida favorita.

Eso sí, establecer prácticas dirigidas a producir un café con esta distinción aumenta los costos de producción.

Además de la sombra y de no emplear agroquímicos, las fincas deben cumplir requisitos como reunir una decena de especies de árboles de sombra sin que una sola variedad represente más del 60 por ciento del total de ejemplares arbóreos presente en el cafetal o garantizar que el dosel principal de la sombra alcance al menos 12 metros de altura.

Una forma de trabajar que tiene impacto favorable sobre el medio ambiente incide en el ánimo de un consumidor como yo a la hora de elegir un empaque y no otro, una marca y no otra.

Informarse marca diferencia.

Me gustan los pájaros, no tanto como mascotas, pero sí como parte del paisaje.

Hay evidencia de la relación entre aves migratorias y cafetales de sombra en Sudamérica, Centroamérica y México.

La sombra de las plantaciones les asegura la fuente de alimento y les ofrece resguardo permanente o temporal.

Estados Unidos y Canadá han sido particularmente receptivos con las mezclas amigables con las aves. Sus principales proveedores de grano amigable con los pájaros son Guatemala, Costa Rica, México y Colombia.

Japón, Taiwán, Reino Unido y Alemania son mercados donde el café de sombra ha hecho importantes progresos.

Para los trabajadores del campo, la etiqueta Bird Friendly representa la opción de ser recompensados por algo más que su producto: los servicios ambientales.

También se motiva a otros agricultores para que modifiquen sus prácticas pensando en adoptar un modelo productivo que sea sostenible y ecológico.

Como ya mencioné, intento ayudar. En ese sentido, el café a la sombra proporciona una doble satisfacción: la de contribuir a cuidar el medio ambiente y la de apoyar al prójimo cuya labor me permite beber todos los días una deliciosa taza de bebida oscura.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0