Café Dalgona, dulce batido de oriente

Muchos amantes del café que gustan de probar novedades han quedado muy satisfechos con este bebible. Se hizo famoso a través de redes sociales. Un pero importante que le ponen los acérrimos defensores del deleite oscuro es que se prepara a partir de café tan instantáneo. Puede prepararse en casa sin dificultad alguna y puede tomarse a cualquier hora del día.

Café Dalgona, dulce batido de oriente

El café Dalgona ha cobrado gran popularidad en poco tiempo gracias a su buen sabor, una atractiva presentación y un método de preparación bastante simple.

Muchos amantes del llamado vino de los granos que gustan de probar novedades han quedado muy satisfechos con este bebible que se hizo famoso a través de redes sociales. Especiamente importantes en su meteórico ascenso fueron Instagram y TikTok.

Fue bautizado en Asia, en Corea del Sur para mayor precisión.

Según consumidores de aquel país, el color y la textura les recuerdan a un caramelo de aspecto esponjoso que se llama así: Dalgona.

Para describirlo en tres palabras podríamos decir simplemente que es un batido.

Darle forma toma unos cuantos minutos y se puede beber frío, caliente y a temperatura ambiente.

Un pero importante que le ponen los acérrimos defensores del deleite oscuro es que se prepara a partir de café tan instantáneo como soluble.

Del otro lado, muchas personas que no se habían acercado al mundo de los granos de la Coffea y probaron el Dalgona ahora están más abiertos a experimentar los beneficios de las tazas humeantes.

Este café se ha ganado un lugar destacado entre los batidos con base cafetera.

INGREDIENTES

2 cucharadas de café instantáneo

2 cucharadas de azúcar de coco

1 vaso de leche

1/2 vaso de agua

En un recipiente reunimos el agua, el café soluble y el azúcar. Removemos bien la mezcla (mucha gente utiliza batidora), hasta que todo se disuelva y quede una crema de café. Esto puede tomar varios minutos.

Vertemos la leche (y hielo si lo queremos bien frío) en el vaso en que beberemos el Dalgona. Hay que dejar un par de centímetros libres para echar la crema de café.

Hay que practicar para formar el copete característico del bebible. A los principiantes se les recomienda hacerlo con una cuchara.

EXTRAS

Como siempre que el café está involucrado, se puede sacar provecho de su versatilidad para experimentar y agregar elementos que otorguen otra dimensión de sabor a la bebida.

Un recurso favorito de muchos es agregar un poco de canela a la bebida.

Otro consiste en añadir una cucharada de cacao a la mezcla que batimos para formar la crema de café. Así contervimos el Dalgona en un batido de café moca.

Una tercera versión nos invita a sumar a la mezcla del copete un poco de esencia de vainilla.

Ya cuando tenemos nuestra bebida servida, podemos adornar el copete con algunas chispas de chocolate.

DISFRUTAR

El Dalgona, un café espumoso y fácil de hacer, nos invita a explotar otra faceta del llamado vino de los granos.

También es una muestra de cómo las tecnologías de comunicación pueden influir en nuestros hábitos de consumo.

Hoy por la mañana alguien prepara una novedad cafetera en Asia, graba un video y lo sube a una red social y para la tarde ya hay gente en Latinoamérica preparando esa receta.

Este bebible bicolor traspasó fronteras gracias a las redes sociales hasta convertirse en una sensación a nivel mundial.

Factores que juegan a favor de su popularidad son que puede prepararse en casa sin dificultad alguna y que puede tomarse a cualquier hora del día.

El secreto para obtener un buen café Dalgona está en batir lo suficiente, hasta crear una crema que sea tan deliciosa como esponjosa.

Aquellos que no lo conocen, tienen ante sí la oportunidad de incorporar al repertorio de recetas una fórmula que ha convencido a paladares allá donde la cultura cafetera no está tan arraigada.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0