CINCO CONSEJOS PARA CONDUCIR CON ÉXITO UNA FRANQUICIA DE CAFÉ

Si ya decidiste construir prosperidad y autonomía financiera a partir de una franquicia de café, seguro que sueños de triunfo y de expansión masiva de tu volumen de operaciones te han visitado por las noches (o lo harán).

CINCO CONSEJOS PARA CONDUCIR CON ÉXITO UNA FRANQUICIA DE CAFÉ

Se trata, desde luego, de experiencias maravillosas que te dan una probada de lo que anhelas concretar en la vida real.

No obstante, permitir que tales visiones ocupen tus pensamientos puede distraerte de lo verdaderamente importante: dar pasos sólidos hacia el éxito.

Para avanzar en esa dirección aquí te presentamos cinco consejos. El primero de ellos apunta a la selección de la marca apropiada; los otros, a las operaciones cotidianas dentro de una cafetería.

1) Estudia todos los aspectos de la franquicia antes de decidirte a  comprar una

 

Este consejo incluye un paso previo de mucha utilidad: analizar lo que hacen distintos negocios del ramo con el fin de tener una perspectiva más completa del mercado.

Una vez concluido el análisis general, céntrate en la marca que se ha destacado por encima de las otras, es decir, efectúa una inspección a profundidad.

Ten en cuenta algo que sucede con diversos aspectos de la vida y que también aplica en los negocios: aquello que te deslumbra a primera vista luce completamente diferente si lo examinas a detalle.

 

Haz las cuentas de rigor y presta atención a los recursos que el franquiciador pone a tu disposición.

 

En este punto, es buena idea hablar con otros franquiciados de la marca y preguntarles por el apoyo que reciben de la empresa a la que se asociaron.

Así sabrás si el franquiciador realmente cumple con lo que ofrece.

No te sorprendas si descubres que un propietario de marca muestra tendencia a dejar colgados a los dueños de tiendas que abren con su nombre.

 

También ocurre lo opuesto.

 

Hay franquiciadores muy solidarios con quienes confían en su modelo de negocio y trabajan con ellos para que el éxito sea mutuo.

Ante opciones así en el menú, conviene cerrar el trato con una empresa que además de reunir características que encuentras muy atracticas trabaje contigo para ayudarte a alcanzar tus objetivos.

 

2) Trabaja tu negocio

 

Es importante que lleves las riendas de tu establecimiento, es decir, que no lo confíes a un gerente, al menos por un tiempo.

 

No se trata solamente de aplicar aquello de “al ojo del amo engorda el caballo”, también tiene que ver con que nunca sabes cuándo deberás tomar el timón del negocio.

En la vida y en los negocios suceden imprevistos, situaciones fuera de programa. Debes estar listo para hacerles frente.

Por ejemplo, en un momento puedes pensar, y con mucha razón, que tu plantilla es amplia y sólida y de un día para otro verte envuelto en una crisis de personal.

Estar preparado para trabajar tu negocio en caso de necesidad ayudará a mantener el buen curso de la nave.

Cabe mencionar que trabajar junto a tus empleados es una gran manera de construir confianza en tu persona y afinidad con los objetivos de la empresa.

Y sí, al involucrarte en la operación de tu establecimiento estarás seguro de que todo marcha como reloj suizo.

 

3) Invierte en tu empresa

 

Dinero llama dinero.

Si sacas todas las ganancias del local y no inviertes al menos la mitad en hacer que tu mina de oro crezca, aunque no lo veas en el momento, estás causando un gran perjuicio a tu fuente de recursos y a tu bienestar.

Lo ideal es reinvertir más del 50 por ciento de tus ingresos ya libres de gastos operativos en expandir tu volumen de operaciones y, por tanto, tu prosperidad financiera.

 

4) Aprecia a tu personal

Este consejo es muy útil pensando en fomentar un sentimiento de pertenencia, y de lealtad, hacia tu establecimiento en los empleados.

 

Para ver frutos de consideración, conviene adoptar estrategias como establecer logros y otorgar premios (así como elogios) a los elementos que los consigan con el fin de construir algo más que una plantilla: un equipo de trabajo.

Así tendrás más opciones de conservar a tu personal y de generar un estimulante ambiente de trabajo.

5) Sirve a tus clientes lo mejor

 

El negocio es repetitivo y cada operación, por muy sencilla que parezca, conlleva el desafío de mantener una calidad y un sabor que, además de ganarse el favor del consumidor, te distingan de la competencia.

Es mucho el esfuerzo que demanda convencer a los clientes de entrar a tu local y mantener su fidelidad a tu producto

Por el contrario, se necesita muy poco (apenas una mínima falla en el proceso) para asegurar que un consumidor te descarte por completo.

 

NOTA FINAL:

 

Siempre ten presente que hacer crecer un negocio reclama trabajo duro.

Si te comprometes con el éxito de tu franquicia de cafetería, facilitas alcanzar ese horizonte que adquiere la forma de ganancias superlativas y la omnipresencia de una marca.

Seguir estos cinco consejos te permitirá alcanzar el bienestar y la sensación de éxito que ya avizoraste en tus sueños.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0