¿Cuánto cuesta una franquicia de cafetería?

El de franquiciador y franquiciado es un modelo de negocio que, en teoría, beneficia a las dos partes que intervienen. La idea es instalar una dinámica en la que ambos ganan. A veces, 250 mil pesos bastan para hacerte con una identidad ya reconocida. Sin embargo, una cifra tan baja suele ser sólo el pago por usar la marca durante un tiempo determinado. Conviene tener claro cuánto debes pagar por regalías o publicidad, entre otros conceptos, antes de vincularte con una empresa u otra.

¿Cuánto cuesta una franquicia de cafetería?

Una vez que se introduce en nuestra mente la idea de hacer negocio con el café, hacerse de una franquicia de una compañía internacional o de una cadena nacional se presenta como una opción tan inteligente como rentable.

Al adquirir las señas de identidad y los métodos de un nombre ya conocido te evitas una curva de aprendizaje, una etapa de ensayo-error, que muchos proyectos simplemente no superan.

El de franquiciador y franquiciado es un modelo de negocio que, en teoría, beneficia a las dos partes que intervienen. La idea es instalar una dinámica en la que ambos ganan.

Cabe mencionar que si tu establecimiento se va a pique, el franquiciador no tendrá nada qué lamentar. Después de todo, era tu inversión y no la suya.

De ahí que una pregunta importante sea: ¿cuánto estás dispuesto a invertir en una franquicia?

Unas marcas son económicas, otras no tanto.

A veces, 250 mil pesos bastan para hacerte con una identidad ya reconocida.

Sin embargo, una cifra tan baja suele ser sólo el pago por usar la marca durante un tiempo determinado (una vez expira el lapso hay que renovar la suscripción), no contempla una amplia variedad de gastos.

Por lo general, los permisos para emplear el nombre ajeno son multianuales, la cantidad de años depende del esquema que maneje el franquiciador.

Decíamos que el pago inicial deja fuera desembolsos varios como la renta del local, cubrir los servicios básicos, adquirir mobiliario (sillas, mesas), compra de equipo indispensable (máquinas de café, refrigeradores), llenar la despensa con los insumos pertinentes, instalar equipos informáticos, fijar decorados acordes con la imagen de la marca y más.

De factura en factura, la inversión que conduce a cortar el listón de una cafetería rebasa con facilidad los 500 mil pesos, siguiendo en el supuesto de que te hiciste con las señas de una franquicia económica. Hay nombres que para ser usados reclaman uno o varios millones de pesos.

Una vez que tu franquicia entra en funcionamiento, parte de tus entradas de efectivo se van hacia el franquiciador.

Conviene tener claro cuánto debes pagar por regalías o publicidad, entre otros conceptos, antes de vincularte con una empresa u otra.

Hay otras dos opciones para conseguir que el café sea tu fuente de prosperidad financiera.

Una es comenzar desde cero, crear un concepto, arreglártelas con los conocimientos que posees y las ganas que tienes de emprender en el giro cafetero para dar forma a una cafetería independiente.

La otra es una opción tan novedosa como disruptiva: invertir en un esquema de criptocafetería.

¿Cómo funciona? Gracias a la tecnología de blockchain puedes hacerte con una porción, grande o pequeña como la inversión que realices (el umbral mínimo ronda los 2 mil 500 pesos), de una marca y de todos sus locales presentes y futuros.

No te haces con acciones sino con tokens que ayudan al negocio a crecer y a ofrecer rendimientos a todos los involucrados en el proyecto.

Este esquema tiene la ventaja de que tu dinero trabaja por ti.

Para conocer más al respecto ingresa a javatimescaffe.com, empresa pionera en este modelo de ganancia compartida.

Con el mercado cafetero en plena recuperación luego de los meses de confinamiento, invertir en una franquicia, una cafetería independiente o una criptocafetería y hacer negocio con el café cobra el aspecto no de una oportunidad de hacer negocio sino de un deber ineludible.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0