¿Dónde compro el mejor café?

Resumen: ¿Qué conviene más? ¿Seguir acudiendo al local donde adquirimos el grano, entero o molido, de forma habitual o explorar las opciones que nos ofrecen los anaqueles virtuales y sus métodos digitales de pago? Si queremos probar las infusiones que se extraen de los granos más celebrados en el ámbito de las tazas humeantes, adentrarse en los pasillos electrónicos constituye la alternativa perfecta. Puntos a favor de los distribuidores locales de café son la experiencia que pueden ofrecernos y las facilidades para efectuar algún reclamo cuando el producto trae algún problema.

¿Dónde compro el mejor café?

El comercio electrónico transporta las mejores mezclas de granos cafeteros, café gourmet por ejemplo, hasta la comodidad del hogar con facilidad y comodidad.

Tan es así que es importante plantearnos la cuestión de ¿qué conviene más?, ¿seguir acudiendo al local donde adquirimos el grano, entero o molido, de forma habitual o explorar las opciones que nos ofrecen los anaqueles virtuales y sus métodos digitales de pago?

La respuesta depende, en primer lugar, del tipo de grano que deseamos obtener y de la postura que tengamos sobre el tema.

Si estamos más que satisfecho con el producto que proporciona nuestro distribuidor y experimentar no nos llama la atención, seguir la rutina quizá sea lo más sabio.

Si estamos por la labor de descubrir otras facetas del deleite oscuro y queremos probar las infusiones que se extraen de los granos más celebrados en el ámbito de las tazas humeantes (como los cafés de especialidad), adentrarse en los pasillos electrónicos constituye la alternativa perfecta.

Un aspecto negativo de buscar café en el entorno cercano es que cuestiones como el tamaño de su mercado o la necesidad de aminorar gastos, obligan a los proveedores locales a almacenar grano de calidad muy inferior en comparación con el de las tiendas electrónicas.

Sin embargo, si apenas nos estamos formando un criterio cafetero, conviene que nuestra primera opción sea recurrir al distribuidor físicamente cercano con el fin de echar ojo y olfato  a las mezclas que tiene en existencia.

En caso de que el comerciante también maneje una cafetería, probemos una bebida caliente o fría para apreciar el sabor de los granos en acción. Así podremos concretar una compra de granos debidamente informada.

La posibilidad de experimentar las propiedades de las semillas enteras o molidas antes de llevarlas a casa es una ventaja de recurrir a un distribuidor local.

El revés de la moneda se presenta cuando deseamos paladear magníficas mezclas que no puedes ubicar en cualquier sitio, granos keniatas, por ejemplo.

No obstante, el comercio electrónico tiene la desventaja de que no podemos evaluar la mercancía antes de hacer un pedido.

A pesar de la facilidad y la comodidad ya mencionadas, comprar en línea pierde cuando se trata de experimentar de primera mano las propiedades de las mezclas.

Esto abre la posiblidad de que un grano que nos pareció sumamente atractivo, porque su descripción sonaba bien o porque los comentarios de otros consumidores pregonaban una satisfacción garantizada, acabe por decepcionarnos.

Interaccionar con un comerciante en el plano físico ofrece otra ventaja.

Supongamos, por ejemplo, que adquirimos un paquete de Santos brasileño o un paquete de Celebes Kalossi Toraja, y que cuando lo abrimos en casa detectamos algún tipo de problema que justifica la devolución.

En ese caso, volver con el proveedor local para cambiar la mercancía facilita una resolución, ya sea que  nos entreguen un artículo idéntico, otro cuyo precio sea equivalente o la devolución del efectivo.

Cuando compramos en una tienda de café en línea, efectuar el reclamo a distancia puede generar varias molestias, como esperar por la respuesta del distribuidor, o aguardar a que la empresa de alimentos y bebidas devuelva el dinero o nos envíe un producto de reemplazo.

Punto a favor de los distribuidores locales de café es la experiencia que pueden ofrecernos.

Imaginemos que acudimos a una tienda cercana porque deseamos llenar nuestro termo con café alemán. Puede ser que antes de concretar la transacción hablemos con el encargado del local sobre la bebida favorita del mundo y sus distintas facetas y que, a resultas de ese diálogo, acabemos decidiéndonos por un producto completamente diferente.

Consejos y experiencias acerca de productos cafeteros pululan en la red, pero ni debemos confiar en todo lo que vemos o leemos, ni hay garantías de que un producto que fascinó a un consumidor sea de nuestro completo agrado una vez obtenido.

Estas son sólo algunas ideas generales sobre las diferencias entre comprar semillas de cafeto en un establecimiento cercano a nosotros o bien en una tienda en línea.

Quizá la mejor solución sea alcanzar un balance entre ambas opciones, es decir, seguir recurriendo al proveedor cuyo negocio forma parte de nuestra cotidianidad, pero dándonos la oportunidad de probar de vez en vez alguna mezcla cafetera que el comercio electrónico acerque a nuestro paladar.

What's Your Reaction?

like
1
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0