El excelente negocio que son las cafeteras: Caso Estados Unidos

La población estadounidense tiene bien arraigado el hábito de consumir café, por ello, el país norteamericano es el principal mercado del mundo para los granos del cafeto. Las industrias periféricas también se ven ampliamente beneficiadas. Destaca el caso de las cafeteras. Los consumidores, con su afán por preparar las bebidas deseadas, por muy especializadas que éstas sean, en casa, adquieren equipos cuyas características (desde el precio hasta la potencia) dan cuenta de cuan en serio abordan el tema de la bebida oscura que deleitará su paladar.

El excelente negocio que son las cafeteras: Caso Estados Unidos

En Estados Unidos cada adulto bebe, en promedio, tres dosis de café al día; se calcula que cada año, la población de ese país vacía, de sorbo en sorbo, cerca de 400 millones de tazas. El mercado norteamericano es el principal consumidor de bebida oscura.

Con ese dato por delante, no extraña que las cafeteras sean uno de los productos más vendidos en suelo norteamericano.

Qué lejos ha quedado la cafetera vaquera del siglo XIX, esa que podemos apreciar en infinidad de filmes ambientados en esos años.

El siglo XX trajo consigo la revolución de esos aparatos. Hoy día, máquinas modernas, estilizadas y colmadas de precisión satisfacen el apetito cafetero.

Informes que circulan en la industria de los cafetos consignan que la venta de grano para preparar deleite oscuro crece a un ritmo anual del 20 por ciento. Esto sucede, claro, en años típicos, o de la vieja normalidad, como prefiera verse.

Preparaciones más elaboradas (capuchino, café con leche, etcétera) representan al menos el 8 por ciento de las ventas totales.

CAFETERAS Y CAFETERÍAS

Resulta llamativo que, aunque infinidad de personas tienen cafetera en casa, aprovechan la más mínimaoportunidad de acudir a su cafetería favorita por una dosis de bebida.

En Estados Unidos, esto es un hecho bastante comprobado, un local de moderado éxito sirve de 200 a 300 tazas al día.

El 52 por ciento de los adultos norteamericanos se define como bebedor de café. Puesto en otros términos, más de 100 millones de personas en ese país recurren a él con frecuencia, si no es que todos los días.

En la década pasada, el hábito cafetero derivó en la apertura de decenas de miles de locales que buscan captar parte de esa vasta clientela.

En cuanto a las razones que llevan a los individuos hasta la cafetera más cercana, las mujeres tienden  a utilizar el deleite oscuro como una forma de relajarse; los hombres asocian el consumo a la ejecución de alguna actividad que demanda estar bien despierto.

¿QUÉ MOMENTOS DEL DÍA ENCIENDEN LAS CAFETERAS?

El 65 por ciento de los adultos estadounidenses tiene por regla beber café en el desayuno; el 30 por ciento se sirve una taza entre comidas y alrededor del 5 por ciento pide una dosis cafetera cuando se sienta a comer.

¿Qué otros hábitos acompañan a este consumo?

El 35 por ciento de los devotos de la bebida oscura prefieren el café negro. El 65 por ciento agrega azúcar y/o crema para obtener el sabor que les viene bien en ese momento.

Ser el mercado más importante para los granos significa que en Estados Unidos la población gasta más de 18 mil millones de dólares en café cada año.

Tan sólo un viejo conocido de la comida rápida, McDonalds, ingresa 51 millones de dólares al día sólo por servir su mezcla regular.

A ese panorama ideal para hacer negocio debe agregarse que cada día que pasa los norteamericanos toman más y más cafés especiales.

Esto significa que, para darse gusto, buscan equipos con características que superan por mucho a las de las cafeteras regulares.

Los fabricantes tomaron nota de este fenómeno y  no desaprovecharon la oportunidad.

En las últimas décadas se han desarrollado aparatos cada vez más sofisticados que preparan un café de excelencia de forma tan fácil como rápida.

Las cafeteras de vaina, por ejemplo, son la elección natural de aquellos que desean extraer de los granos el máximo sabor y el mejor aroma sin salir de casa.

Emplean vainas de café premedidas para dar tratamiento líquido a ocho onzas (226 gramos) de café en menos de un minuto.

El usuario llena el depósito con agua, introduce una cápsula en el compartimento respectivo y presiona un botón. Así de simple.

Hay equipos de esta categoría con picos ajustables, de ese modo pueden recipientes de distinto tamaño.

Otras características que suelen distinguir a estas máquinas son la potencia y su capacidad líquida.

Las vainas prellenadas facilitan sobremanera la limpieza. Hay quienes meten las piezas extraíbles del aparato en el lavavajillas.

Además, la mayoría de los fabricantes ofrecen garantías limitadas.

Para quienes prefieren preparar de una en una sus dosis de bebida oscura, el sistema de una sola taza es el ideal.

Estos consumidores pueden encontrar en el mercado cafetetas así por debajo de los cien dólares. Las de alta gama cuestan cientos de billetes.

NOTA FINAL

Consumir café, como puede inferir con facilidad, es un hábito enraizado en la población americana.

El estadounidense aborda con total seriedad el tema de la bebida oscura que deleita su paladar.

La amplia variedad de cafeteras que permiten a los usuarios elaborar un café especial en casa es uno de los mejores síntomas de que el mercado de los granos, y la industria que gira a su alrededor, goza de excelente salud.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0