La cadena mundial de valor del café

La cadena mundial de valor del café hace ganar dinero a millones de personas alrededor del globo. Comienza con la generación de la materia prima e incluye fases como el diseño del producto, la fabricación, la distribución y su venta al público. En cuanto al "valor", significa que cada eslabón de la cadena genera un valor añadido. Hay dos formas de mejorar el lugar que se ocupa en la cadena: la mejora funcional y la mejora del proceso.

La cadena mundial de valor del café

El concepto "cadena mundial" abarca el conjunto de actividades que exige la producción de un bien o un servicio.

Cada eslabón es un proceso de camino a obtener el producto que adquiere el consumidor.

La cadena mundial de valor del café hace ganar dinero a millones de personas alrededor del globo.

Comienza con la generación de la materia prima e incluye fases como el diseño del producto, la fabricación, la distribución y su venta al público.

Las tareas suelen llevarse a cabo en distintas ubicaciones geográficas.

En cuanto al "valor", significa que cada eslabón de la cadena genera un valor añadido, es decir, el producto final es más valioso que la suma de sus partes o insumos.

Para participar de la cadena mundial de valor del café hay que hacer alguna mejora al producto, siempre cumpliendo con normas, unas obligatorias, otras voluntarias, que exigen los gobiernos, a través de sus organismos reguladores, el sector privado y, desde luego, los consumidores.

¿Qué debe entenderse por mejora? Que productores o empresas realicen actividades para aumentar el valor añadido, la capacidad y los beneficios del producto.

Algunas comunes son:

Incrementar la calidad, de modo que los cafeticultores se integren al segmento del café especial, de primera calidad, o gourmet.

Alinear sus procedimientos a normas propias o externas (como programas o etiquetados de certificación) para la sostenibilidad de su actividad.

La “mejora”, en singular o plural, facilita el acceso de los productores a mercados cafeteros de alto valor, lo que se traduce en mejores ingresos. Los consumidores pagan una bonificación por la calidad más elevada.

Hay dos tipos de mejora.

Una es la funcional.

A través de ella, productores y empresas afinan sus procesos industriales con nuevas funciones.

En el giro cafetero, esto significa, por ejemplo, transformar el café verde en productos que entrañan mayor complejidad, como el café tostado o el soluble, o bien, una alternativa en boga a últimas fechas, productos embotellados y listos para beber.

El segundo tipo es la mejora del proceso.

Consiste en adoptar técnicas y procedimientos para aumentar la productividad, o cultivar mejores variedades de café, o pulir sus prácticas agrícolas, la mecanización del cultivo y la recolección.

Este tipo de acciones por lo general acarrean una reducción del costo por unidad, lo que expande el margen bruto que obtienen los participantes de la cadena, como los cafeticultores o los procesadores.

El aumento de calidad provisto por las cadenas mundiales de valor ha hecho que el sector cafetero experimente crecimientos destacados en los rubros de producción, productividad, adición de valor, empleo y comercio internacional.

Cuando las prácticas agrícolas se mejoran y sube de categoría su café verde, los cafeticultores reciben beneficios por ese valor añadido, que se funda, en varios casos en las características geográficas y otros atributos de su mezcla.

Otro beneficio de las relaciones integradas de la cadena de suministro es que empresas multinacionales o pequeños establecimientos establecen vínculos entre los agricultores y los mercados de valor.

La mejora funcional es otro punto alto de la cadena.

Países importadores consiguen el café verde no sólo para suministrar a sus mercados internos, cada vez más naciones reexportan café procesado a consumidores finales a lo largo y ancho del planeta.

Además, soberanías productoras y consumidoras sin tradición cafetera se han sumado a la lista de territorios con infraestructura para ejecutar actividades de procesamiento orientadas a la exportación o que tienen como objetivo mercados locales y regionales.

La cadena mundial de valor del café garantiza que la bebida oscura sea una excelente oportunidad de negocio, de emprender a través de una cafetería.

Si quieres saber más al respecto, en Java Times Caffé responderemos a tus dudas en materia de opciones para invertir en el mercado cafetero.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0