Para ese calor, café con helado

La versatilidad del café es tal que una de sus expresiones más buscadas por su calidez y sabor profundo, el espresso, se lleva bien incluso con un cómplice cuyo hogar habitual es el congelador: el helado. Se puede elaborar sin necesidad de salir de casa, a cualquier hora. La fórmula original combina la fuerza, el cuerpo y el sabor del espresso con una masa de nieve. ¿Qué necesitas para prepararlo?

Para ese calor, café con helado

A medio camino entre bebida y postre, el affogato es una opción tan deliciosa como estimulante para los días en que el calor invita a refrescar el paladar.

La versatilidad del café es tal que una de sus expresiones más buscadas por su calidez y sabor profundo, el espresso, se lleva bien incluso con un cómplice cuyo hogar habitual es el congelador: el helado, mejor conocido en algunos ámbitos como nieve.

Tal mezcla de opuestos da lugar a una bebida hecha de contrastes, de sabores y temperaturas que van de un lado a otro haciendo las delicias del paladar.

La dinámica para consumir el affogatto, palabra italiana que significa “ahogado” también es distinta a lo común: a ratos lo tienes que comer, a ratos, hay que beberlo.

Preparar una taza oscura donde se ahogue el helado resulta sumamente sencillo.

Se puede elaborar sin necesidad de salir de casa, a cualquier hora.

Hay quienes consumen esta combinación como digestivo.

La fórmula original combina la fuerza, el cuerpo y el sabor del espresso con una masa de helado hecho a la italiana, es decir, con lácteos, azúcar y almidón, pero sin yema de huevo.

Fundir la bola de nieve al gusto en bebida oscura provoca una mezcla de notas que van de lo amargo a lo dulce de un trago a otro, de un bocado a otro.

En el affogatto el café suele ir acompañado de helado de vainilla o chocolate. Cabe mencionar que se lleva bien con otros sabores de nieve, siempre que no sean demasiado fuertes; el de caramelo, por ejemplo, es favorito de muchos.

¿Qué necesitas?

1 espresso caliente

Helado de vainilla

Almendras, cacahuates, cacao, nueces, chispas de chocolate.

Se recomienda servir este postre-bebida en un vaso de cristal que haya sido puesto a enfriar en el congelador minutos antes de la preparación del espresso.

De ese modo, cuando sea ahogada en el café, la bola de nieve mantendrá su consistencia durante más tiempo.

La preparación es tan simple como:

Colocar el helado dentro del vaso frío.

Verter en el recipiente el espresso caliente.

Agregar los complementos deseados.

Debe cuidarse que el baño de café no esté demasiado caliente. De lo contrario, el helado se derretirá muy rápido. En cualquier caso, se recomienda dar trámite al ahogado postre antes de que la nieve se convierta en líquido.

El affogatto ha dado lugar a variaciones ilustres. Por ejemplo, hay quienes licúan el deleite oscuro y la bola de nieve para crear un frappé.

Una variación que goza de muchos simpatizantes es la de preparar café soluble con leche fría y agregar una porción de helado napolitano.

Para decorar la preparación se agrega chocolate líquido y/o nuez picada.

Versiones más sofisticadas dan cabida a licores o vinos.

Tres personajes recurrentes de esta escena son el licor de amaretto, el Bailey´s o el Kahlua.

Los compañeros opcionales, sin embargo, no afectan la esencia del asunto: consumir a un tiempo sabores caliente y frío.

Muchas cafeterías, cafés de especialidad y restaurantes ya incluyen en sus cartas esta delicia originada en la Bota de Europa.

Para prepararla en casa, no hay como tener al alcance una máquina de espresso.

En su defecto, se pueden utilizar una cafetera moka o una de filtro. En este último caso, hay que ajustar la cantidad de agua para obtener un café más concentrado.

Como siempre, la versatilidad de la bebida oscura permite experimentar. Puede alterarse el sabor de, producto final, es decir, del postre-bebida al cambiar las propiedades del espresso, cosas como variar la mezcla de grano o el tiempo de extracción.

¡Qué versátil es nuestro amado café!

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0