¿QUÉ DEBO SABER ANTES DE INVERTIR EN UNA FRANQUICIA DE CAFETERÍA?

Poner en marcha un negocio propio es el sueño de infinidad de personas. Sin embargo, antes de ver materializada tal aspiración deben tenerse claros aspectos esenciales de la cuestión. Por ejemplo, si hemos detectado que la industria de los granos de café es una forma fiable y rentable de echar a andar la máquina registradora, se abre ante nosotros la idea de dar salida a una marca nueva. Esto implica riesgos de consideración, cosas como el tiempo que demora posicionar un nombre en el gusto de la gente o la necesidad de superar el proceso de aprendizaje que permite determinar el mejor modo de operar el establecimiento. Para no batallar en esos frentes, muchos inversores prefieren adquirir una franquicia de cafetería. No obstante, antes de dar pasos concretos en esa dirección debemos examinar a fondo los siguientes aspectos.

¿QUÉ DEBO SABER ANTES DE INVERTIR EN UNA FRANQUICIA DE CAFETERÍA?

DINERO

¿Cuánto dinero tengo para invertir?

La mayoría de los franquiciantes requieren a sus potenciales franquiciados comprobar la posesión de una considerable cantidad de activos líquidos.

También les exigen cumplir con el perfil deseado y efectuar un sustancial pago inicial o cuota de franquicia.

Conviene asegurarnos de que reunimos los activos necesarios antes de dar un paso más.

CRÉDITO

A menos que hayamos recibido una herencia considerable o ganado un premio en efectivo, puede que necesitemos algún tipo de financiamiento para adquirir la franquicia de cafetería que nos llena el ojo.

Al principio, la mayoría de los propietarios de negocios ocupan una línea de crédito.

Llevar un récord crediticio perfecto no garantiza conseguir el monto que ocupamos.

Por eso, la recomendación consiste en estudiar nuestras opciones de acceder a financiación, elegir alguna y examinar a profundidad al modo en que nos resuelve la vida o nos condiciona antes de cerrar el trato.

HABILIDADES

Para tener éxito con una franquicia de cafetería es de suma importancia saber manejar tanto el dinero como al personal.

En este punto, el inversor debe ser honesto consigo mismo.

Si se sabe capaz de tomar las decisiones pertinentes con autoridad y certeza no debería haber problemas.

Si detecta dificultades, conviene contratar un gerente que, además de poseer esas habilidades, goce de su completa confianza.

De eso dependerá la recta marcha del establecimiento y la prosperidad financiera del propietario.

METAS

Más que los sitios a los que pretendemos llegar, se trata de cimientos para construir el éxito.

Aquí interviene un concepto ineludible de toda empresa: la planeación, una que debe desglosarse con forma de metas a corto, mediano y  largo plazo.

No es inusual que los objetivos para los próximos años cambien a medida que se analiza la evolución del  negocio y se cobra experiencia.

Conviene revisar con frecuencia los avances obtenidos y definir si cabe realizar algún ajuste en la planificación, como introducir metas más realistas o acortar los tiempos en que se estima conseguir algún logro.

NOTA FINAL

La construcción de una franquicia de café exitosa comienza mucho antes de que se firmen los papeles para hacerse con una marca.

Una mente clara y una visión instruida allanan el camino.

No deben echarse en saco roto las recomendaciones de elaborar un plan, organizar la financiación, ahorrar dinero y fijar objetivos.

Establecer un patrón de comportamiento que tenga al orden y la eficiencia por banderas ayuda en muchos ámbitos de la vida y no sólo a la hora de convertirnos en prósperos franquiciados de cafetería.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0