Recetas de café con calidad Java Times

Experimentar otras facetas de nuestro querido café puede parecer una idea incómoda una vez que se ha encontrado la mezcla de grano ideal para la taza rutinaria. Sin embargo, descubrir otras dimensiones del deleite oscuro, cuando su eficacia está comprobada, es muy parecido a apostar sobre seguro. Claro, primero debemos reunir los ingredientes necesarios y partir de una sólida base cafetera. Aquí te presentamos un par de recetas que funcionan excelente con la mezcla Java Times House Blend. Descubre, desde la cocina de tu hogar, dos formas deliciosas de dar un giro a la taza humeante que tanto te fascina. La bebida

Recetas de café con calidad Java Times

Todo apasionado del café siente, en algún momento de su vida, el deseo de experimentar los alcances y variedades de la bebida favorita del mundo.

Si has alcanzado el momento de dar una pausa al sabor tradicional, ese que te ha prodigado tantas satisfacciones, el café House Blend es una excelente alternativa.

Aquí te compartimos recetas que tienen como base cafetera el Java Times House Blend.

Así podrás experimentar tanto su versatilidad como nuevas dimensiones del deleite oscuro a partir de ingredientes y complementos de probada eficacia.

BREVE INTRODUCCIÓN

El café forma parte de la cotidianidad de millones de personas y su popularidad no cesa de aumentar.

Parte del éxito de esta bebida se funda en sus infinitas posibilidades, tanto en materia de variedades de granos como de métodos de preparación.

Las siguientes líneas se enfocan en obtener bebibles de alta calidad, favoritos de muchos paladares, a partir de semillas de origen mexicano.

Son recetas de productos presentes en las cafeterías más populares del mundo y adecuadas a las características de la mezcla Java Times.

Entre los muchos puntos a favor de practicar estas fórmulas en casa destacamos un par: el ahorro de dinero que conlleva y la oportunidad de sorprender a familiares y amigos con tus dotes como barista.

CAFÉ HOUSE BLEND 100% HELADO

Necesitas:

Café House Blend enfriado.

Hielo picado.

4 cucharadas de azúcar.

Prepara el café House Blend con base en la siguiente proporción: 8 cucharadas de grano molido por cada 12 onzas de agua (360 mililitros).

Enseguida, vacía el deleite frío en el vaso de la licuadora hasta alcanzar la mitad del recipiente.

Añade el hielo picado.

Agrega las 4 cucharadas de azúcar (o de edulcorante)

Licúa hasta obtener una mezcla espesa y espumosa.

Las cantidades aquí recomendadas dan lugar a 4 porciones de café helado.

Si necesitas más, repite el procedimiento; si ocupas menos, reduce las proporciones a conveniencia.

Sólo resta mencionar que este bebible frío con base de House Blend se ha convertido en el preferido de muchos apasionados del café, especialmente en los días calurosos.

MOUSSE DE CAFÉ

Necesitas:

Media taza de café concentrado (para obtenerlo la proporción es 1 taza de café molido por cada 8 onzas, es decir, 240 mililitros, de agua fría) de café House Blend

1 ¾ tazas de leche

1 taza de crema pesada

1 paquete de gelatina sin sabor

3 yemas de huevo y 3 claras debidamente separadas unas de otras

¾ de taza de azúcar moreno

¼ de una cucharada de extracto de almendra

1 pizca de extracto de vainilla

Vacía la gelatina en una taza de agua fría. Deja que se ablande mientras preparas la natilla.

En una cacerola, calienta la leche hasta que hierva.

Bate las yemas de huevo.

Vierte la leche caliente sobre las yemas.

Hay que batir bien la mezcla y devolverla al fuego.

Agrega el azúcar moreno y cocina a llama baja.

Revuelve de forma constante hasta que la natilla se espese ligeramente (por lo general toma unos 10 minutos).

Retira tu preparación de la estufa.

Añade la gelatina a la natilla caliente y mezcla hasta que la sustancia insípida se disuelva.

Es momento de agregar el concentrado de café, la vainilla y los extractos de almendra.

Muda la preparación a un tazón. Es hora de refrigerarla, pero no te olvides de ella.

Cada cinco minutos tienes que batirla hasta que las natillas alcancen una consistencia similar a la de claras de huevo sin batir.

Esta parte del procedimiento puede alargarse hasta tres cuartos de hora (generalmente se lleva unos 25 minutos).

La espera es un buen momento para batir la crema pesada hasta que se suavice. Una vez que ya esté blanda, refrigerala.

Bate las claras de huevo hasta que se endurezcan, pero no permitas que se sequen.

Para la base, hay que doblar las natillas de café en las claras de huevo.

Incorpora suavemente la nata montada.

Vierte la mezcla en 8 tazas de natillas individuales.

Refrigera las porciones hasta que se endurezcan (se recomienda dejarlos en el frío unas cuatro horas).

A disfrutar.

NOTA FINAL

La primera receta es muy simple; la segunda, si bien requiere más trabajo, no entraña demasiada complejidad y sí representa una manera de darle un giro sorprendente a tu bebida favorita.

En síntesis, son dos fórmulas muy populares con calidad Java Times.

Una vez que domines estos procedimientos, experimenta por tu cuenta, con imaginación y creatividad.

Consiente al paladar con otras facetas del café elaboradas a partir de mezclas superlativas como la House Blend.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0