Regala una taza de café personalizada

Comprar un obsequio para festejar a un ser querido puede complicarse cuando no tenemos las ideas claras y ya hemos agotado los recursos básicos. Una forma de salir del apuro es regalar una taza de café. Podemos, por ejemplo, adquirir una con el logo del equipo favorito del festejado. Hacer de ese objeto un artículo único en el mundo demanda invertir algo de tiempo en personalizarlo. Ideas atractivas son incorporar a la superficie de la taza una foto familiar o de la alegre mascota que posee. El efecto de obsequiar un recipiente para deleite oscuro es tan positivo que también rinde buenas cuentas como instrumento publicitario.

Regala una taza de café personalizada

Un gran regalo para toda ocasión. Eso es una taza de café, en especial cuando lleva inscrito un mensaje o una imagen que le agrega distinción o significado, que hace de ese obsequio un artículo único en todo el mundo.

Hacer de una taza cafetera un regalo inolvidable demanda tiempo, pero no mucho, siempre que tengamos las ideas claras.

La cuestión es personalizarla, es decir, agregar detalles que son del agrado de esa persona importante en nuestras vidas y que empatan bien con el motivo de celebración (un cumpleaños, una fecha especial, una mudanza).

En el mercado, físico o digital, hay una gran variedad de recipientes para café.

Tienen formas alargadas o estrechas. Los hay grandes o enormes, pequeños o medianos.

Traen diseños sencillos o muy elaborados; son monocromáticos o una fiesta de colores.

La búsqueda puede mostrarnos alguna taza que traiga impreso un mensaje con la capacidad para hacer reír al sujeto de nuestro afecto o un logo que refleje de excelente manera la personalidad del ser querido, o bien sus gustos deportivos, artísticos, profesionaltes, etcétera.

Siempre podemos recurrir a utilizar una fotografía de ese individuo que, por ejemplo, lo devuelva a su infancia, o al momento en que concluyó la carrera universitaria.

La personalización comienza y termina donde tu quieras.

¿Por qué no imprimir en la superficie de ese objeto que usara por mucho tiempo la foto de alguien importante en su vida o de un  lugar del que guarde recuerdos sumamente gratos?

¿Por qué no inscribir en el obsequio un  poema de amor o una imagen de su peluda mascota?

Esas y muchas otras razones que sería imposible resumir en unas pocas líneas hacen de la taza cafetera una excelente idea cuando se trata de llevar a casa de alguien un objeto vestido de gala y con moño.

Si batallas para decidir qué obsequio entregar, prueba a personalizar un recipiente para beber deleite oscuro.

El rostro de esa persona especial se iluminará por partida doble cuando detecte los detalles que pusiste en la taza y cuando disfrute de una dosis cafetera de excelente calidad en su taza tan nueva como especial.

Si la conmemoración demanda no ser tan emotivos ni enviar mensajes que puedan malinterpretarse, estos recipientes también ayudan a obtener un resultado óptimo.

Es una excelente opción, por ejemplo, para salir indemne del intercambios de regalos en la oficina, en la escuela, en el club social.

En el trato con algún cliente o empleador, las tazas representan una forma económica de promocionarnos cuando llega Navidad o si queremos hacer partícipe a alguien de un aniversario más de nuestra empresa.

Un beneficio de elegir depósitos de dosis cafeteras como obsequios navideños es que entran en la vida de las personas en el momento justo, es decir, cuando las temperaturas invitan a estrenar de inmediato el contenedor con una bebida tan humeante como deliciosa.

Si el festejado es gran fanático de un deporte o de algún equipo; si se identifica con alguna causa u organización pública; si le agrada una frase en particular; ese tipo de conocimiento puede dar forma a un regalo atractivo.

También pueden utilizarse como instrumento publicitario para fechas como el 10 de mayo, el 14 de febrero o el Día del Padre.

COMPLEMENTOS

Aparte de un diseño personalizado o acorde con los gustos del festejado, puedes aprovechar el interior de la taza para redondear el detalle 

¿Qué puedes hacer? Rellenar la taza con chocolates o dulces variados.

Otra opción a considerar es depositar en el interior del recipiente granos de café o sobres de té de modo que armes un paquete de infusiones de calidad.

Si el sujeto de nuestras atenciones es un iniciado en el deleite oscuro, la taza puede ser la cereza en el pastel de obsequiarle una cafetera o un juego de instrumentos relacionados con la preparación de la bebida favorita del mundo.

Las posibilidades, las alternativas, las combinaciones son, como en el ajedrez, infinitas.

Amigos y familiares, clientes y empleadores, quedarán impresionados con el buen sentido que aplicaste a la selección de un regalo para toda ocasión.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0