Secretos de la franquicia de café exitosa

Una vez que has tomado la decisión de adquirir tu propia franquicia de cafetería, nada como hurgar en los secretos de empresarios que han triunfado en el ramo para curar en salud preguntas, dudas y temores que surgen nada más abrir el local al público. En esencia, se trata de conocimientos y habilidades que los dueños de establecimientos cafeteros saben combinar en las cantidades precisas y que salen a relucir en el momento oportuno. Apuntan a aspectos clave que si se pasan por alto o se cree que no tienen importancia acaban por fracturar la columna de una inversión. Hacer crecer un negocio es un trabajo duro. Garantizar que arrojará los mejores rendimientos no se consigue de un día para otro. Sin embargo, existen atajos hacia la cima. A continuación, te presentamos cinco conceptos que referentes exitosos del giro cafetero manejan con soltura y que hacen de una cafetería algo más que una empresa rentable: una maquinaria de autonomía financiera que no se estropea.

Secretos de la franquicia de café exitosa

Una vez que has tomado la decisión de adquirir tu propia franquicia de cafetería, nada como hurgar en los secretos de empresarios que han triunfado en el ramo para curar en salud preguntas, dudas y temores que surgen nada más abrir el local al público.

En esencia, se trata de conocimientos y habilidades que los dueños de establecimientos cafeteros saben combinar en las cantidades precisas y que salen a relucir en el momento oportuno.

Apuntan a aspectos clave que si se pasan por alto o se cree que no tienen importancia acaban por fracturar la columna de una inversión.

Hacer crecer un negocio es un trabajo duro. Garantizar que arrojará los mejores rendimientos no se consigue de un día para otro. Sin embargo, existen atajos hacia la cima.

A continuación, te presentamos cinco conceptos que referentes exitosos del giro cafetero manejan con soltura y que hacen de una cafetería algo más que una empresa rentable: una maquinaria de autonomía financiera que no se estropea.

 

1) Afina el gusto

 

Selecciona tu franquicia con calma. La impaciencia rebaja la calidad de una decisión.

Elige una opción que te guste en verdad. No te decantes por una ruta sólo porque calculas que te hará ganar más dinero.

El razonamiento detrás de este secreto es el siguiente: si no te gustan aspectos como los uniformes, las reglas, las restricciones o el café de tu franquiciador, es muy poco probable que disfrutes la experiencia de llevar la marca encima y eso constituye una traba importante en el camino al éxito.

Cierra el trato para hacerte con una franquicia que, además de agradar a tus sentidos y a tu entendimiento, produzca en ti un entusiasmo viral.

De ese modo, transmitirás a aquellos que aterricen en tu local, ya sea como clientes o como personal, que ganar dinero no es tu prioridad sino un efecto inevitable del interés que pones en construir el mejor ambiente para todos.

Clientes y trabajadores, por mero contagio, te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

 

2) Hacer algo sin pasión es imperdonable

 

Si el café, como bebida y como cultura, no te apasiona, quizás una franquicia de este ramo no sea lo indicado para ti.

Es un buen principio tener como base de tus esfuerzos un grano, una mezcla, una descarga de bebida oscura que enciende tu fuego, tu voluntad de triunfar.

Adopta una marca que sea como el sol de tus días.

Obrar de otra manera abre la puerta a situaciones embarazosas como que tus clientes te pillen tomando a escondidas un sorbo del café de otro distribuidor.

 

3) El negocio es para trabajarlo

 

Muchos dueños de franquicias piensan que todo el meollo del asunto consiste en pagar facturas y sentarse a ver llegar las ganancias.

En un mundo perfecto quizás las cosas sí ocurren de ese modo. En el nuestro, construir el éxito implica una ardua labor.

El trabajo duro es ineludible cuando se trata de lograr que los ingresos se ajusten a tu visión, a tus expectativas, a tus sueños.

 

4) Construye una atmósfera divertida.

 

Hacer negocio no está reñido con la diversión.

¿Qué puedes hacer en este sentido? Por ejemplo, cuando no haya clientes en el negocio y los deberes (limpieza, inventarios, preparativos y demás) estén hechos involucra a tus empleados en actividades lúdicas.

Como el giro cafetero no puede pagar a sus trabajadores grandes cantidades de dinero, conviene incluir en la rutina de la plantilla desafíos que incluyan algún incentivo (en la medida de tus posibilidades).

Una atmósfera que da cabida a la diversión y un programa de estímulos son herramientas que suelen arrojar excelentes resultados.

Los tres ejes de la ecuación se benefician.

El empleado ve reforzado su sentido de pertenencia a la empresa; el dueño de la franquicia progresa hacia sus metas sin comprometer las cuentas del local y el cliente recibe el mejor de los tratos.

 

5) Mantente atento

 

El franquiciador involucrado en la operación diaria del negocio está en una posición privilegiada para detectar aquello que se va configurando como un problema.

En el terreno ideal, posibilita controlar una situación antes de que se convierta en un dolor de cabeza, o del bolsillo.

Cuando un franquiciador no está atento a lo que sucede en su empresa, una cuestión mínima puede escalar hasta la categoría de catástrofe, con la pérdida de dinero, tiempo, energía y demás que eso conlleva.


NOTA FINAL:

 

Hay muchas maneras de conducir hacia el éxito a una franquicia de café.

Un buen principio es hacer de ella tu negocio, más alla de que te conduzcas dentro del marco estipulado por el franquiciador.

Los conceptos mencionados, secretos que aplican los emprendedores exitosos del ramo cafetero, te ayudarán a llevar la nave comercial a buen puerto.

 Son, además de valiosas recomendaciones, instrumentos de navegación que ahorran tormentas y previenen naufragios.

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0